P181c-1 / P181c-2 / P181c-3

Tríptico, dibujos realizados con plóter, tinta sobre papel. 40 x 40 cm. Cortesía: Colección del Artista / Bitforms Gallery,Nueva York

Las imágenes algorítmicas de Mohr se basan en unas complejas reglas inventadas por el propio artista, conistentes en unos procesos sistemáticos realizados por ordenador y que entrañan decisiones aleatorias de resultado impredecible. Se trata de unas obras difíciles de comprender a simple vista y que exigen del espectador una cierta disposición a plantearse una serie de cuestiones. Sin embargo, más que racional, la experiencia de su contemplación es de índole abstracta y personal.

Mohr utiliza el ordenador desde 1968 para crear sus obras, considerándosele por ello un pionero en ese campo. Desde 1973, se centra en la fractura de la estructura del cubo como sistema y alfabeto.